Google+ Followers

El banco de trabajo.

Si,así se llama al lugar donde el artesano relojero intenta "sanar"a  sus lastimados pacientes.
Mitico y solitario, arqueado sobre su banco de trabajo ,
monta pequeñas piezas mecánicas,restaura o repara
aumentando la mirada por medio de una amiga indispensable "la lupa",
y afinando el oído para descubrir incoherencias en el ritmo de
la marcha.
El "banco de trabajo",tiene una base montada sobre cajones que
guardan infinidad de elementos:tornillos de banco,aceitadores,
bruselas,alicates,punzones,portacajas,portamovimientos,fuelles,
martillos,aceites,navajas,cepillos,
llaves para fondos,tornillos,lupas,etcetcetc.
Jamás está ordenado,y ni hablar cuando ingresa a terapia un
pendular,un cu-cú,o uno  de mesa!!.
Entonces ,se llenará de volantes,anillos,péndulos,cajas,
cuerdas,ganchos,etc.,entrando en caos total
cuando una pieza o herramienta,desaparece de la vista.
Un mundo increíble e indispensable para el artesano relojero.





No hay comentarios: